Pastoral Familiar

Pastoral

Familiar

Objeto de planificación en este campo específico son las acciones que pretenden a todas las familias en términos de animación y formación espiritual de las parejas y de las familias mismas en cuanto llamadas a la santidad comunitaria y en respuesta a los problemas específicos de las parejas o de la misma familia.  En otras palabras, el objeto de este nivel es el Movimiento Familiar diocesano.Del mismo modo se planifican las acciones orientadas a la capacitación de los agentes que actúan en este campo y a la coordinación de  personas, grupos, asociaciones, movimientos, instituciones – actúan en el mismo.

Criterios

  1. La acción debe convocar siempre y sistemáticamente a todas las familias cristianas y de buena voluntad.
  2. La acción debe convocar siempre en nombre de la fe.
  3. La acción debe tener en cuenta la capacidad receptiva de las familias a las que se dirige.
  4. La acción pastoral se orienta a reunir a las familias en un movimiento o dinamismo colectivo y abrirlas al don de sí, como personas y como comunidad, al servicio de la Iglesia y de la sociedad.
  5. La acción pastoral debe servir a que las familias vivan en la fe los momentos significativos que la misma vida pone a las parejas y a la familia.
  6. La acción pastoral debe promoverse, coordinarse y realizarse por un grupo promotor numérica y cualitativamente suficiente.
  7. La acción de pastoral familiar debe ser complementaria a la de la pastoral de multitudes y de pequeñas comunidades y debe coordinarse con el plan general de la Arquidiócesis y con las programaciones parroquiales, al servicio del crecimiento de la comunidad eclesial y humana.  Es una exigencia de la misma pastoral de conjunto.

Nuestro equipo de trabajo

Contáctanos