Contacto
X
CAPTCHA Image
Refresh

 

EL SUICIDIO SE PUEDE EVITAR

La muerte por suicidio tuene un estigma social muy fuerte. Las familias sienten vergüenza de confesar que su hermano, su padre o su sobrino, se quitó la vida porque estaba enfermo de la mente o el dolor del alma era tan profundo que le resultaba muy penoso estar vivo. Encontró una solución que no nos gusta del todo. ¿Por qué deseamos negar u ocultar un hecho como este? Por una parte miedo y por otra, ignorancia.

Para que una persona tenga ideación suicida influyen cuatro factores: en primer lugar, la biología, el factor genético es determinante porque el neurotransmisor llamado serotonina está encargado de que una persona se sienta feliz o triste. Si se baja demasiado, la persona experimenta una profunda tristeza que se puede solucionar con un medicamento que formulará un psiquiatra y de ser posible una cita médica alentaría mucho a una persona para seguir viviendo de manera dinámica. Cuando un ser querido muere o uno pierde el empleo la serotonina disminuye notablemente y el mismo organismo en unos pocos días reacciona y estabiliza a la persona pero aproximadamente un 40% de la gente sigue triste por mucho tiempo y llega a pensar en “irse de este mundo con el ser querido”, como es de suponer eso solo se logra a través del suicidio. La mayoría de las personas siente miedo ante la idea del dolor, la muerte o la soledad pero otro porcentaje no está interesada en lo que llamamos instinto de conservación. Los jóvenes que se hieren para sentir dolor son claro ejemplo del grupo que no está interesado en vivir o evitar el sufrimiento.

Hay que “aprender” a autolesionarse, hay que aprender a quitarse la vida. Mucha gente repasa métodos mentalmente, investiga en internet, escucha con atención las noticias y lo piensan de manera sistemática para luego dejar de lado la idea; pero otros pasan a la acción y lo intentan. Ese es el momento en el que todos los familiares deben pasar también a la acción y escuchar, colaborar y acercarse más a quien por sentirse solo, desea dejar de sufrir en el alma. Por cada suicidio que se consuma hay mínimo unas veinte personas con ganas de cambiar su vida, de mostrarle a otras que les importa un comino arriesgarlo todo por ser diferentes y demostrarle al mundo que tienen mucho valor.

Tal vez no todos tengamos las herramientas profesionales para ayudar a las 19 personas que desean matarse pero no han podido, sin embargo podemos colaborar con las entidades de ayuda estatal o la familia para que los discípulos de Judas Iscariote puedan contar con los once apóstoles que son sus amigos y se sientan apoyados en los momentos más oscuros y tristes.

A quien habla de suicidio hay que ponerle atención

Es el que piensa hacerlo y los familiares, los amigos o los compañeros de trabajo deben tomarlo en serio. Casi nadie dice que va a matarse por hacer bromas. Uno debe escucharle con sinceridad y respeto. Si le da tiempo, es bueno buscar un profesional de la conducta humana, un sacerdote, una hermana religiosa o alguien que le inspire confianza al paciente para que por lo menos aplace la decisión. Si se logra que el paciente reaccione no se debe dejar a la deriva porque puede volver a intentarlo una y otra vez.

Los rayos matan muchas personas en Colombia y en el mundo; se hace mucha publicidad al respecto a tal punto que todos sabemos resguardar la integridad en caso de una tormenta. Los edificios altos, los templos y las construcciones grandes siempre tienen pararrayos. Sin embargo por cada ochenta personas que se suicidan, hay una que muere a causa de los rayos, entonces ¿por qué no inventamos algo para prevenir los suicidios?, bueno ya estamos empezando.

La mayoría de gente que se quita la vida cree que no es importante para nadie y que los demás a lo mejor le desprecian y no le dicen nada porque no quieren meterse en problemas. Pues que importante es decirle al otro y a la otra que me importan y que son importantes para mí. Así evitaré que alguien en mi familia se quite la vida y luego me sienta culpable porque pude haber impedido una desgracia. 

Por Pbro. Tiberio Galán

Noticias y Eventos

Proximos Eventos

Julio 2017
D L M X J V S
1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30 31

Artículos Destacados

Vídeo Semanal

Descripción Vídeo

 Te invitamos a participar en el:

Diplomado en Familia

Participa en este importante diplomado sobre uno de los campos más fundamentales de nuestra sociedad, la familia.  Organizado por el Instituto de Familia de la Arquidiócesis de Tunja y la Fundación Universitaria Juan de Castellanos. Tel: PBX (8)7458676 Op. 1 Ext. 2203.

Convenios

Fundacion Universitaria Juan de Castellanos

Juan de Castellanos

Naturaleza, Descanso y Espiritualidad Casa Hotel Villa Vianney

Casa Villa Vianney

Canal Local de Televisión TeleSantiago

Canal TeleSantiago

Periodico Puente Boyacense

Puente Boyacense

trabajamos con educación pertinente y de calidad

Fundacion ITEDRIS

Escuela de Arte Sagrado San Lucas

Escuela San Lucas